Trucos falsos para reducir el alcohol en sangre

Trucos falsos para reducir el alcohol en sangre
Share

Conducir bajo los efectos del alcohol, es una temeridad que puede salirte muy cara. Aun así, muchos conductores se arriesgan a coger el volante bajo los efectos del mismo. De hecho, muchos de ellos piensan que es realmente difícil que los cacen.Sin embargo, tal y como afirma Juan Carlos González Luque, subdirector adjunto de Investigación e Intervención de la DGT, “Los controles de droga mediante muestras de saliva son un instrumento muy fiable”.

Esta fatídica realidad, se debe a que la gran mayoría cree que el análisis de alcohol en sangre se hace por el aire espirado y no por la saliva. Tanto es así, que según el estudio realizado por la por la Fundación Española para la Seguridad Vial y financiado por la DGT, hasta un 40% de los conductores desconocen cuales son los procedimientos utilizados para llevar a cabo las pruebas de drogas.

Sin embargo, González Luque afirma que la efectividad de los controles es total ya que siempre llevan a cabo una segunda muestra de saliva que se envía a un laboratorio. Por lo tanto, la fiabilidad de los resultados es irrefutable.

Llegados a este punto, es preciso desmantelar algunos de los mitos para reducir el alcohol en la sangre más conocidos y extendidos

1. Agua, ¿Bendita?

Aunque los poderes del agua son bien conocidos, entre ellos no se encuentra el de disminuir la cantidad de alcohol en sangre. Por el momento, no existe ninguna prueba científica que demuestre que reduce la proporción de droga en sangre. Teniendo en cuenta esto, te recomendamos que no pierdas el tiempo bebiéndote en una hora los dos litros de agua recomendados por los médicos. Acabarás con un empacho considerable y no solucionarás nada.

2. Granos de café

Tomar café para reducir la cantidad de alcohol en sangre es uno de los mitos más antiguos. Aunque, sea de las leyendas callejeras que más han perdurado con el paso del tiempo, tenemos que infórmate de que ya no es cierta.

Los primeros alcoholímetros si podían ceder ante esta táctica, pero en la actualidad ya no es así. Como en el caso anterior, tomar granos de café no modifica en ningún caso la concentración de droga en la saliva.

3. Hacer deporte  o sudar

A pesar de que el 23% de los encuestados creen que funciona, esta leyenda es totalmente falsa. El deporte está muy bien para estar en forma y demás, pero para reducir el nivel del alcohol y drogas en la sangre, desde luego que no. Por mucho que saltes, corras o hagas flexiones no te servirá de nada.

4. Esperar unas horas

Este “truco” solo funcionaría en el caso de que estuvieras de cinco a seis horas esperando. Esto se debe a que pasado este periodo de tiempo, el cuerpo comienza a eliminar las drogas. Tú eres el que tiene que valorar cuánto está dispuesto a esperar. Sin duda, la mejor opción es no consumir nada, de este modo te ahorrarás la espera y cualquier otro susto.

5. Comer limones

A pesar de lo ridículo que puede llegar a parecer, este bulo existe y es famoso entre los conductores. Eso sí, además de lo desagradable que puede llegar a ser, no sirve absolutamente de nada. El único efecto que notarás después de intentarlo es un aumento de la cantidad de saliva que generas. Una reacción que no ayuda a reducir la cantidad de alcohol en la sangre.

6. Dormir un rato

El sueño (en si mismo) no ayuda a eliminar la cantidad de droga que tengas en la sangre. En cambio, es cierto que en función del tiempo que permanezcas descansando, puede que esta se reduzca. Eso sí, como bien señalábamos anteriormente debe ser superior a las 5 horas.

7. Tomar bebidas energéticas

Si beber agua no ayuda, ¿en serio crees que una bebida energética lo hará? La respuesta es no. De hecho, el efecto que puede llegar a provocar es incluso peor. Esto se debe a que la cantidad de estimulantes que contienen este tipo de bebidas, pueden agudizar aún más los efectos de las drogas. Además, es preciso destacar que si no estás acostumbrado a tomar este tipo de bebidas, los efectos estimulantes pueden alterarte más de lo deseado.

Teniendo en cuenta esto, es preciso volver a recordarte que el mejor “truco” para reducir la cantidad de droga en la sangre, es no consumirla. De hecho, el único bulo del que todos deberíamos hacernos eco es de que el alcohol y conducción, no son compatibles. Ni ahora, ni nunca.

Fuente: DGT 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *