¿Cuándo te pueden multar por usar el claxon?

¿Cuándo te pueden multar por usar el claxon?
Share

¿Cuántas veces has pitado al conductor que te precede por no arrancar cuando el semáforo se pone en verde? o ¿Cuantas lo has utilizado para saludar a tu vecino, tío, amigo…?  Pues bien, en todas esas ocasiones podrías haber pagado tu atrevimiento muy caro. Concretamente con 80 euros de multa. Y es que, por desgracia, hacemos un uso innecesario del claxon, y la mayoría de las veces estamos cometiendo una infracción. Llegados a este punto, te surgirá una duda (y a nosotros también) ¿Cuándo es legal usarlo?

Bien, el Reglamento General de Circulación es claro al respecto:

“Excepcionalmente o cuando así lo prevea alguna norma de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, podrán emplearse señales acústicas de sonido no estridente, y queda prohibido su uso inmotivado o exagerado” (Artículo 110) .

Partiendo de esta definición, nos queda claro que su uso está limitado a momentos excepcionales. Esto quiere decir, que aunque el claxon es  uno de los elementos con los todo coche cuenta, su uso debe ser puntual. No puedes utilizarlo para intimidar al resto de conductores. Por ello, el Artículo 110 limita su uso a tres situaciones:

  • Para evitar un posible accidente y, de modo especial, en vías estrechas con muchas curvas.
  • Para advertir, fuera de poblado, al conductor de otro vehículo el propósito de adelantarlo.
  • Para advertir su presencia a los demás usuarios de la vía, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70.

Teniendo en cuenta estas limitaciones, debemos destacar que en carreteras estrechas se puede utilizar para advertir de nuestra presencia al resto de conductor, especialmente en curvas con escasa visibilidad.  Si eres un amante de la montaña, del esquí o similares, sabes a lo que nos referimos. En esta línea, también debes utilizarlo para evitar accidentes. Por ejemplo, si en una autopista otro conductor invade tu carril o si un peatón cruza la carretera sin prestar atención.

Otra situación que también está recogida dentro del limitado uso del claxon, es cuando utilizas tu vehículo como si fuera un vehículo de emergencia. En este tipo de casos, se hace uso de él para pedir prioridad en la calzada. Además, también podrás combinar las advertencias sonoras con las visuales mediante el uso intermitente del sistema de luces (intermitentes, luces de emergencia) y el famoso pañuelo blanco.

Ahora que ya sabes cuándo puedes utilizar el claxon, te recordamos que el resto de veces que hagas uso de él puedes ser multado. Como ya te anunciábamos al principio, en la mayoría de los casos la sanción es de 80€, pero puede ascender a unos 6.000 euros en casos excepcionales. Por ello, te mencionamos algunas de las ocasiones en las que haces uso de él cuando no debes hacerlo:

  • Saludar a un conocido que circula en otro vehículo o va a pie.
  • Para alertar al vehículo que nos precede de que debe iniciar la marcha.
  • Celebrar  las victorias deportivas de tu equipo.
  • Recriminar una maniobra que te molesta.
  • Para que te dejen pasar porque tienes prisa.
  • Para probar si está en correcto funcionamiento. En estos casos, mejor hacerlo en un garaje o en un lugar lo suficientemente desierto como para no molestar a nadie.
  • Mientras estás en un atasco. Este gesto no solo no sirve de nada, está multado y pone más nerviosos al resto de conductores que (por si lo has olvidado) están en la misma situación.

Aunque su uso esté limitado, debes recordar que el claxon debe funcionar perfectamente en todo vehículo. De hecho, si vas a pasar la ITV y el claxón no funciona correctamente incurrirás una falta grave que impedirá a tu vehículo pasar la inspección.

Fuente: Diariomotor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *