Los consejos definitivos para que los limpiaparabrisas duren eternamente

Los consejos definitivos para que los limpiaparabrisas duren eternamente
Share

Quizá es uno de los elementos que más utilizamos a lo largo de la ida útil del vehículo y sin embargo ¿Cuánto sabes de los limpiapabrisas? Aunque estás acostumbrado a verlos en acción con bastante frecuencia, especialmente si vives en zona lluviosa, lo cierto es que no siempre sabemos cuáles son las consecuencias de no tenerlos en buen estado.

Unos limpiaparabrisas deteriorados pueden dañar el cristal del parabrisas hasta limites insospechados. Por ello, es de vital importancia mimarlos en todo momento, especialmente durante las estaciones más inestables.  asegurar su correcto funcionamiento, es imprescindible llevar a cabo un mantenimiento

El garaje, tu mejor compañero

Ya te lo hemos comentado en incontables ocasiones, el mejor aliado para asegurar una larga vida a tu vehículo es un buen garaje. En el caso de las escobillas tienes que saber que el desgaste procede (principalmente) de las inclemencias metereológicas. Las bajas temperaturas, el granizo o la exposición solar influyen en los materiales que lo componen y terminan  por deteriorarlos. Teniendo en cuenta esto, los coches que duermen en el garaje protegen las escobillas de esta influencia externa, al tiempo que evita el desgaste que ocasiona la propia fricción con el cristal.

Sustituir los limpiaparabrisas una vez al año

Te ponemos en contexto, unas escobillas realizan a lo largo de su vida útil una media de 750.000 barridos, lo que equivale a limpiar la superficie de aproximadamente 80 campos de fútbol. Sin duda, es una ardua tarea, por ello se recomienda sustituirlas al menos una vez al año. El coste de las mismas no es muy elevado, entre los 15 y 70 euros, por lo que no es está de más cumplirla a rajatabla. Si decides no seguir este consejo y esperar hasta el final, recuerda que cuando empiezan a hacer ruido al accionarse y moverse es señal de que debes cambiarlas cuanto antes.

Limpiar las escobillas una vez al mes

Como todo en esta vida, la mejor opción para asegurar el correcto funcionamiento es cuidar y limpiar. Por ello, te aconsejamos que las limpies al menos una vez al mes con un detergente y esponja. El objetivo de esta limpieza es eliminar cualquier residuo que pueda afectar al barrido de la escobilla.

No usar el limpiaparabrisas cuando el cristal está congelado

Antes de accionar las escobillas asegúrate de que la superficie del cristal no está congelada o acumula mucho polvo. Si no lo comprubeas y los pones en marcha, corres el riesgo de dañar la superficie de las escobillas.

No te olvides de llenar el deposito con el producto correspondiente

Tener lleno el tanque del líquido del limpiaparabrisas es importante, pero más aún es rellenarlo con el producto adecuado. Asegúrate de introducir el líquido apropiado cada vez que rellenes el contenido del depósito.

Fuente: Carglass

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *