La economía colaborativa, el pilar de la movilidad en las ciudades del futuro

La economía colaborativa, el pilar de la movilidad en las ciudades del futuro
Share

La cantidad de coches que circulan por las ciudades plantean un problema en la mayoría de ellas: la movilidad. El exceso de vehículos provoca atascos kilométricos, problemas de aparcamiento y como resultado de los mismos, una contaminación que acaba perjudicando a todos los ciudadanos. En este contexto, las plataformas de economía colaborativa orientadas al sector de la movilidad se convierten (una vez más) en la solución perfecta.

La movilidad en las grandes ciudades se ha aliado con la economía colaborativa la cual tiene sus cimientos profundamente asentados en el intercambio de recursos. La idea de compartir el coche, el hueco libre que se deja a la hora de aparcar o los atascos… ayuda a reducir el número de vehículos y el gasto de gasolina que se hace de cada uno de ellos. Pero vayamos poco a poco ¿Qué es lo que ha convertido a estas plataformas en una verdadera herramienta?

Sin duda, la responsable del éxito de estas comunidades es una sociedad profundamente digitalizada y colaborativa. Gracias al desarrollo de los móviles y las aplicaciones, la población tiene en la palma de su mano la posibilidad de compartir información y recursos con una facilidad nunca antes conocida. Pero no es el único motivo. La pérdida del sentimiento de propiedad, la optimización de los recursos o las noticias sobre el cambio climático también han aportado su granito de arena a la causa. Un conglomerado de factores que han provocado que el consumidor ya no solo sea eso. Ahora es al mismo tiempo productor y consumidor, un mix que ha dado lugar a un nuevo termino: prosumidor.

wazypark_comunidad

Partiendo de esta sociedad informatizada, las comunidades que han crecido entorno a la movilidad ayudan a reducir los costes de los desplazamientos y el impacto medioambiental de cada uno de ellos. Los ejemplos son múltiples y han demostrado a sectores tradicionales como el del taxi, que otra forma de desplazarse es posible. Car2go resume a la perfección este concepto. El gigante de los coches eléctricos ha demostrado que no es necesario ir en coche al centro, todo es más sencillo si utilizas los de su flota. Además, cuentas con ventajas como no pagar en las zonas de estacionamiento regulado o tener que preocuparte de rellenar el deposito.  Tampoco es necesario comprarse un coche si crees que no lo necesitas en tu día a día. Todo es mucho más sencillo si alquilas el de tu compañero del trabajo a través de plataformas como Drivy, SocialCar o Amovens. También tienes la opción de viajar con BlaBlacar. Una estupenda manera de reducir los costes de los viajes de larga distancia, a un precio inferior que el de otros transportes tradicionales y con la posibilidad de conocer gente nueva. Incluso compartir el maletero es posible gracias a Shipeer. 

Pero no solo se trata de compartir el coche, también es necesario compartir el lugar donde lo estacionamos. El objetivo ahora es reducir el tiempo que se pierde aparcando. En este ámbito encuentras wazypark y su comunidad. Pero también existen otras plataformas en las que se comparte el hueco del parking privado. E incluso otras que te ayudan a estacionar tu vehículo, para que no estés dando vueltas en aeropuertos y estaciones de tren como es el caso de Llollo.

En resumen, aparcar tu coche a la primera te permite ahorrar combustible y tiempo, ya sea el tuyo o el que has alquilado en Car2go. Tampoco importa si se trata de un vehículo compartido en BlaBlaCar o si es el coche que has alquilado a tu vecino de enfrente con Drivy.  La realidad es que con cada uno de estos sistemas optimizarás al máximo tu vehículo y contribuirás a que tu ciudad sea más eficiente y sobre todo, más limpia. Como todo en esta vida, es cuestión de prioridades, pero todos podemos contribuir y poner nuestro granito de arena para conseguir un futuro más respetuoso y eficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *